RLCA – Segundo día POST-Operatorio

La primera noche en casa de la perra ha sido buena, no se ha movido mucho y aunque ha pasado mucho calor (ha sido una noche calurosa) y el collar isabelino que va a tener que llevar hasta que la retiren los puntos, no ha sido muy mala noche.

Por la mañana la hemos sacado a que haga sus necesidades, ya que aunque no ha bebido nada y tampoco la apetecía comer, durante la operación la pusieron bastante suero y tendrá que expulsarlo. La perrilla ha ido apoyando la pata y cargando peso sobre ella. Esta bastante animada y algo nerviosa ya que para ella salir a la calle es en general un placer que asocia al juego, con lo que salir 2 minutos la sabe a poco, muy poco diría yo.

Nos toca limpieza de la herida y primera dosis de la medicación, lo primero perfecto pero lo segundo aún me cuesta un poco, intento camuflarselo con premios y demás golosinas para que se los coma pero no hay forma. Al final lo logro con salchichas y las pastillas metidas en los trocitos.

Durante el resto del día parece que la pata casi no la molesta y planta muy bien, lo que hace que nos siga a todos los lados de la casa. La cocina no parece gustarla mucho. Con lo que aprovecha cualquier momento que nos dejamos la puerta abierta para salir al resto de la casa.

Por la noche volvemos a sacarla  para que haga sus necesidades y nos encontramos con algunos de sus amiguitos (koki y cloe) y por supuesto quiere ir a jugar con ellos, memos mal que la llevaba atada corto por que si no habría pegado un tirón. De vuelta en casa (5 minutos más tarde) toca limpieza y medicación, limpieza bien pero la medicación me cuesta aun más que por la mañana, parece que se ha aprendido que las medicinas van entre los premios y dice que me coma yo las salchichas. Conclusión me toca obligarla a que se las tome metiendo las pastillas hasta la garganta.

Author Bio

Diplomado por la Facultad de Veterinaria de Madrid en Educación y Adiestramiento canino. Medios de contacto: Teléfono: 667395125 / E-mail: paco@adiestratuperro.com